El diario británico, The Guardian, publicó el mes de febrero que los informes sobre la desaparición de los CD inspiran una ola de apoyo al formato físico. Es posible que el formato no tenga el romance del vinilo, pero su versatilidad y confiabilidad nunca serán superadas, citan sus más fieles seguidores. Aquí la nota completa.

blog - informes cd - 01

 

Después de languidecer en el maletero de su automóvil durante varios años, la colección de CD´s de Jordan Bassett, que en su mayoría se remonta a su adolescencia, pronto se exhibirá con orgullo en el espacio de su oficina en casa recién remodelada.

Bassett, editor encargado de NME, no tiene forma de reproducir los CD´s y, en cualquier caso, sus gustos musicales han cambiado. Pero los 100-150 discos delgados y brillantes de 5 pulgadas tienen un valor sentimental y, quién sabe, algún día pueden ser parte de un renacimiento similar al vinilo entre los aficionados a la música.

Aunque la decisión de Tesco de vaciar sus estantes de CD´s fue una indicación inequívoca del declive del formato de música que alguna vez fue revolucionario, todavía no está muerto.

El año pasado, las ventas de productos de entretenimiento físico en el Reino Unido cayeron un 18.5 % a poco más de 1,000 millones de libras esterlinas, mientras que los ingresos digitales aumentaron un 8.3 % a 8,700 millones de libras esterlinas, según la Entertainment Retailers Association.

En 2007, en el apogeo del mercado de CD´s, se vendieron más de 2,000 millones de discos en todo el mundo. La plataforma de transmisión digital Spotify se lanzó en 2008 y las ventas de CD´s comenzaron su trayectoria descendente.

Pero hacia fines del año pasado, hubo una falla en el gráfico. Las ventas de CD’s aumentaron un 15%, principalmente gracias a Adele’s 30, que vendió casi 900,000 en CD´s, Abba’s Voyage y Ed Sheeran’s.

En una carta de amor a los CD´s publicada en Rolling Stone el mes de enero, Rob Sheffield escribió: “Los discos compactos nunca se trataron de romance, sino de funcionalidad. Simplemente trabajaron. Eran menos glamorosos que el vinilo, menos geniales, menos táctiles, menos sexys, menos mágicos. No tenían el aura que anhelamos los fans”.

“No necesariamente te pusiste sentimental con tus CD´s, la forma en que fetichizaste tu viejo y rayado vinilo, escuchando la historia de tu vida grabada en las mellas y crujidos. Pero los CD´s funcionan. Simplemente lo hacen. Introduces el disco, presionas reproducir, la música suena. Entregaron los ritmos de manera tan eficiente que se convirtieron en el formato más popular de la historia”.

Elogió los CD boxsets, bootlegs, mezclas de viejos y nuevos amigos, bandas jóvenes cuyos álbumes compró en la mesa de merchandising en los shows en vivo y lamentó la naturaleza efímera de la cultura del streaming.

blog - informes cd - 02

 

¿Qué otros especialistas levantaron la voz por el CD?

Un artículo reciente en la revista Wired también elogió el formato de CD y su “asequibilidad ridícula”. El streaming era para las masas, el vinilo era para los hipsters, dijo el autor, pero su experimento con la escucha de CD le había traído “alegrías inesperadas”.

A pesar de la conveniencia de transmitir música con sólo tocar un teclado, algunos fanáticos prefieren tener colecciones tangibles, completas con notas, para estudiar, organizar y reorganizar.

Y como señaló Adele a Spotify cuando amenazó con retirar su último álbum de la plataforma a menos que ocultara el botón de reproducción aleatoria, “nuestro arte cuenta una historia y nuestras historias deben escucharse como pretendemos”.

Bassett dijo: “Es posible que estemos viendo el final de los CD´s  como un producto de mercado masivo, pero también podríamos estar viendo el comienzo del reposicionamiento del CD como un artículo más fetichista”.

Pero, agregó, es poco probable que coincida con el renacimiento del vinilo de los últimos años. “No existe el mismo romance, la magia de dejar caer una aguja en el vinilo. Las cajas de plástico se rompieron fácilmente. Recuerdo escuchar “Nevermind” de Nirvana en el autobús escolar y cada vez que el autobús pasaba por un bache, tu CD saltaba”.

Sean Jackson de Reckless Records en Soho, que ha estado en el negocio durante casi 40 años, dijo que algunos clientes insistían en que la calidad del sonido analógico era superior al digital. “Pero a menos que esté realmente concentrado, probablemente no notará la diferencia”, agregó.

“Hay un mercado para todo: vinilos, CD, cintas de cassette. Los formatos entran y pasan de moda, pero la música no”.

Fuente, Nota de The Guardian: https://bit.ly/3vuUMmh

es_ESES
Seleccionar divisa